Hoy en día tener un blog se ha convertido casi en un juego de niños siempre y cuando no quieras monetizarlo. Es decir: todo el mundo puede tener un blog, pero no todo el mundo puede rentabilizar su inversión y obtener ingresos. Encargar una traducción de blogs al inglés, francés, árabe o japonés y hacer una buena traducción SEO en otro idioma son dos buenas ideas para atraer visitas, pero hay muchas más, por lo menos menos siete, ¿quieres conocerlas?

 

1. Las redes sociales

Si te fijas, los autores de los blogs de más éxito no dejan pasar ni un solo día sin publicar en las redes sociales. Pero no sólo escriben comentarios en su propio Facebook, Twitter, Linkedin o Instagram, también aportan sus conocimientos, opiniones y experiencia en las redes sociales de sus seguidores, sus clientes, sus amigos y hasta de su competencia. Te guste más o te guste menos el mundillo “red social” vas a tener que reservarle un buen rato cada día si quieres atraer más visitas a tu blog y sacarle más y mejor rendimiento.

2. Fuentes de calidad

¿Te has preguntado alguna vez de dónde sacan las ideas los redactores de blogs? Si son profesionales serios y reconocidos habrán creado una base de datos personal con las fuentes de referencia para cada tema a desarrollar. Por ejemplo, un redactor especializado en la traducción de blogs dedicados a las ciencias de la salud incluirá dentro de sus fuentes portales tan importantes como el de Science Direct http://www.sciencedirect.com/ o el de la La US-National Library of Medicine http://decs.bvs.br/E/homepagee.htm.

3. Una buena imagen vale más que 1000 palabras

Como bien dice la Guía del blog de Vilma Núñez “Estrategias para aumentar las visitas a tu blog” en el mundo digital el contenido es el rey. Ofrecer contenidos originales y de alta calidad es vital para mejorar tu SEO, conseguir destacar entre la multitud y viralizar tu blog, pero no tenemos que olvidar el inmenso poder de las imágenes. Elegir la fotografía, ilustración, vídeo o infografía que complemente tus textos no es tan fácil como parece, así que toma nota:

  • Olvídate de las imágenes de bebés, manitas, pies, nubes, cielo y gatos.
  • Huye de los tópicos tipo apretón de manos, relojes marcando el tiempo, sonrisas estereotipadas, etc.
  • Vigila que las imágenes no muestren comportamientos peligrosos, racismo, violencia de género, desigualdad social o racial, etc.
  • No te olvides de redactar un buen texto ALT y de traducirlo al idioma o idiomas en los que esté escrito tu blog.

4. El blogroll

Traducido al español, el peculiar término blogroll se convierte en la conocida sección “Enlaces de interés”. Esta estrategia para viralizar tu blog con poco esfuerzo es bastante sencilla: simplemente tienes que reservar un pequeño espacio en tu web para dar visibilidad a los blogs o páginas web de empresas o profesionales afines a tu especialidad. Un importante consejo en cuanto a los blogrolls:

  • Revisa cuidadosamente cada enlace que te propongan incorporar en tu blog. Del mismo modo que un escaparate de una joyería de alto nivel no exhibiría baratijas de latón, tu blog profesional no puede dar cabida a entornos web de aficionados, que tengan un exceso de publicidad o que trasmitan ideas o pensamientos contrarios a tu forma de pensar y trabajar.

5. Traducir sí, plagiar no

Los redactores que dominan varios idiomas pueden caer en la tentación de traducir íntegramente un artículo en inglés, alemán o japonés y calcarlo en perfecto castellano de forma literal. Craso error. Hablar otros idiomas es muy útil para encontrar contenidos creados en otros países, pero no para evitar el trabajo de una redacción original de alta calidad, una tarea imprescindible a la hora de posicionar tu blog y rentabilizar el tiempo y el dinero que le has dedicado.